Guias Vital Way

VITAL WAY Salud y Bienestar

Belleza natural

 

"El aspecto exterior pregona muchas veces la condición interior"
William Shakespeare


Belleza exterior, reflejo de nuestro interior.

De todos es sabido que la belleza exterior es el reflejo de la belleza interior y que la piel, el cabello, los ojos y las uñas nos dan pistas del estado de salud del organismo.
También nuestras emociones determinan nuestro aspecto externo. Así pues, unos ojos luminosos y vitales, un cabello fuerte y una piel sonrosada, hidratada y suave son indicadores del buen estado de salud de una persona. Porque salud y belleza deben ir de la mano, ya que no existe belleza sin salud ni a la inversa.
La belleza exterior está muy relacionada con nuestro interior, pues si no tenemos un buen estado de salud y no nos encontramos bien de ánimo, rápidamente se reflejará en nuestro aspecto externo. Aunque el concepto de belleza es muy subjetivo, uno mismo tiene que buscar el camino para encontrar su propio equilibrio físico, psíquico y emocional. El trabajo diario del cuerpo y de la mente es esencial para llegar a conseguir los objetivos de cada uno. La belleza no se trata solamente de qué aspecto tienes, cómo luces y cómo hueles. No es un concepto puramente superficial donde lo físico es lo que realmente importa. La verdadera belleza es aquella que engloba lo que somos interiormente, la paz y serenidad que mantenemos dentro, la salud interna. En definitiva, nuestro bienestar físico, psíquico y emocional se refleja en nuestro exterior.
Pero para cuidar, entender y tratar nuestro cuerpo físico es importante conocer el punto de vista de la medicina natural. Para ella, la piel es considerada como un tercer pulmón debido a la función que ejerce de eliminación de toxinas y de respiración cutánea. En realidad, la salud de la piel depende del estado de pureza de la sangre y está relacionada con todos los órganos internos. El origen de muchos desequilibrios de la piel se encuentra en una acumulación de sustancias tóxicas, problemas de estreñimiento, alternaciones hormonales, etcétera.

El cabello también nos da pistas sobre el estado de salud; el estrés y las carencias nutricionales pueden desencadenar problemas que se ven reflejados en el cuero cabelludo.

Una buena manera de conseguir un cuerpo saludable, una piel hidratada, oxigenada y un cabello brillante es empezar con una limpieza del organismo para eliminar el exceso de toxinas acumuladas.

Por eso, para sentirnos realmente bien por fuera es fundamental cuidarnos por dentro a través de unos buenos hábitos y estilos de vida: consumir alimentos ecológicos, nutrir la piel con cosmética orgánica, asegurar una salud emocional equilibrada y tener una buena relación con los demás. Seguramente, con estas pautas pronto nos sentiremos mejor y este estado se verá reflejado en nuestro rostro, el espejo del alma.

Siempre que deseemos empezar a cuidar nuestra piel será importante tener en cuenta el estado de nuestro interior. Una buena manera para empezar a limpiar el organismo y favorecer la eliminación de toxinas es realizar una buena depuración con plantas medicinales y una alimentación basada en verduras y frutas de temporada, cereales integrales, legumbres, frutos secos y semillas. Con estas pautas la piel conseguirá una mejor hidratación del tejido dérmico, una piel más suave y tersa, con un aspecto más joven, habrá un mejor transporte de los nutrientes hacia las células y se mejorará la formación de colágeno.
Por otro lado, también mejoraremos el aspecto del cabello, más fuerte, brillante y luminoso, y las uñas crecerán más fuertes. En general, con estos pequeños cambios el cuerpo mejorará la eliminación de toxinas y la circulación sanguínea y aumentará su vitalidad y energía. También es importante asegurar un buen tránsito intestinal para favorecer la eliminación de sustancias tóxicas.