Guias Vital Way

VITAL WAY Salud y Bienestar

Inmunidad y defensas

«Claude Bernard tenía razón; el microbio no es nada,
el terreno lo es todo»

Cuando las defensas nos fallan.

Aunque la misión de nuestro sistema inmunitario es defendernos del ataque de microorganismos patógenos, a veces nuestras defensas se debilitan y pierden la «batalla». Si sigues una alimentación carente en nutrientes esenciales, no practicas ejercicio y sufres de estrés seguramente tendrás más puntos de que tu sistema defensivo se debilite.
Las enfermedades no se pueden atribuir únicamente a causas orgánicas, sino que muchas de ellas son consecuencia de comportamientos inadaptados a un entorno que cambia. Este sería el caso de los niños y personas adultas sometidas a factores externos que conducen a la aparición de un organismo estresado mentalmente y físicamente, con la bajada consiguiente de la respuesta de las defensas. Cáncer, artritis, enfermedades autoinmunitarias, infecciones virales, asma y alergias, entre otras, son el resultado de un organismo que, ante un entorno que cambia, no ha sabido adaptarse al mundo exterior, ni física ni mentalmente.

La importancia de la complementación orgánica para tus defensas.

Cuando tu organismo cae enfermo te está avisando de que él ya ha empezado el proceso de curación. Es una forma de activar las defensas y eliminar los desechos acumulados. Ya que para tener un buen sistema defensivo es fundamental cuidar tu terreno interno, y para ello cuentas con un amplio abanico de nutrientes esenciales y principios activos, como los flavonoides, la vitamina C, los aceites esenciales, los probióticos y los prebióticos.

Nutrientes esenciales que ayudan a fortalecer el sistema inmunitario.

Principalmente cuando llegan los cambios estacionales te interesa mantener tu equipo defensivo en óptimo estado. Para ello y para evitar posibles catarros y gripes te recomendamos los beneficios del propóleos, la equinácea, la vitamina C, el tomillo, las yemas de pino y el shiitake.

Nutrientes esenciales que ayudan a mantener el sistema inmunitario saludable y proporcionan energía y vitalidad.

La jalea real es una nutritiva sustancia que te proporciona dos efectos beneficiosos: por un lado te ayuda a mantener tus defensas en óptimo estado y por otro te proporciona una serie de principios activos esenciales para conseguir la energía y vitalidad que deseas.

Nutrientes esenciales que ayudan a fortalecer el sistema inmunitario y digestivo.

Si quieres estar seguro de no caer enfermo y no sufrir episodios alérgicos, primero tienes que asegurarte de que tu tracto intestinal esté equilibrado. Para ello necesitas aportar mediante la complementación una dosis óptima de probióticos, que aseguran el equilibrio intestinal deseado, y de flavonoides específicos, que te proporcionan una acción antiinflamatoria, además de otros principios activos como mucílagos, taninos y magnesio, todos ellos potenciadores del equilibrio orgánico.