Productos

Alimentación Biólogica

Los alimentos ecológicos son aquellos que están libres de sustancias químicas, por lo tanto han sido cultivados y producidos de forma natural, sin el uso de pesticidas, abonos y otras sustancias tóxicas, en el caso de los vegetales; y que procede de ganadería ecológica, en el caso de los animales. Esta condición hace que se trate de alimentos de gran calidad, cuyos valores nutricionales se encuentran en su máximo esplendor, así como su sabor y aroma.

Convencido de las importantes ventajas medioambientales y sanitarias, Vital Way ha orientado su proyecto de empresa, en continuo crecimiento, hacia la consecución de una oferta global de productos ecológicos que atienda todas las necesidades de sus consumidores.

10 razones para consumir productos ecológicos

  1. Consumir productos biológicos es velar por nuestra salud, ya que al no contener sustancias químicas, estos alimentos no dañan nuestro organismo. Los alimentos biológicos tienen más nutrientes, minerales y oligoelementos precisos para nuestro bienestar.

  2. En los cereales integrales, si se tratan de forma convencional, se acumulan más sustancias tóxicas en la superficie del grano. Mientras que en los cereales integrales de agricultura ecológica se puede disfrutar de los beneficios del grano en su totalidad.

  3. Los alimentos biológicos mantienen su sabor auténtico al haber respetado su ciclo natural sin sufrir alteraciones. Esto se debe a que se cultivan en el momento idóneo para su mejor desarrollo y se recogen cuando sus características están en su mayor esplendor.

  4. Los productos ecológicos colaboran en la conservación del medio ambiente, pues al no utilizar sustancias químicas en su elaboración, evitan la contaminación de la tierra, el agua y el aire.

  5. Al no contener sustanciar artificiales, los productos biológicos no alteran las funciones metabólicas, sino que nuestro organismo los aprovecha de forma natural.

  6. La economía doméstica está en función de la correcta nutrición, que redunda en más salud. Por ello, los productos biológicos no resultan más caros si se tiene en cuenta que ayudan a evitar problemas de salud.

  7. Los productos ecológicos procedentes de animales son respetuosos con estos, al criarlos en condiciones dignas para su bienestar.

  8. Demandar productos biológicos es una elección que contribuye a cambiar la actividad de las empresas y administraciones a favor del medio ambiente, la salud y el mundo rural.

  9. Comprando productos ecológicos se está favoreciendo el comercio justo, ya que su precio garantiza que cada parte recibe lo que se merece. Lo que a la vez favorece el mantenimiento de las zonas rurales y de la figura del agricultor y el ganadero.