Servicios y Consultas

VITAL WAY Salud y Bienestar

¿Que es la homeopatía?

Es un método terapéutico para la prevención, alivio o curación de enfermedades utilizando medicamentos homeopáticos. La homeopatía es eficaz para prevenir y tratar tanto enfermedades agudas (gripe, tos, diarrea, crisis de migraña, contusiones etc.) como crónicas (alergia, dermatitis, asma, afecciones reumáticas, ansiedad etc.), en infecciones de repetición (garganta, oídos, ginecológicas, urinarias….), e incluso en cuidados paliativos (control de síntomas como dolor o estreñimiento y alivio de efectos secundarios como las náuseas de la quimioterapia...).
En homeopatía, y especialmente en enfermedades crónicas, el objetivo es ir más allá del alivio de los síntomas que van apareciendo, se busca ayudar al paciente a restablecer globalmente su equilibrio natural. Para ello, el médico homeópata en la consulta tendrá en cuenta, además de los síntomas o problemas de salud que presenta el paciente, su constitución física y su forma de reaccionar y sensaciones frente a la enfermedad, además de factores de mejoría o de empeoramiento. Por eso se dice que el tratamiento, en homeopatía, es más individualizado.
Además, estos medicamentos tienen la ventaja de que en general, no presentan contraindicaciones, interacciones medicamentosas ni efectos adversos relevantes relacionados con la toma del medicamento, por lo que se recomiendan habitualmente para todo tipo de pacientes, incluso niños, embarazadas y enfermos polimedicados.

Según el caso, estos medicamentos se utilizan solos, en exclusiva, o junto a otros tratamientos, sobre todo en enfermedades crónicas. En este caso, la utilización de los tratamientos homeopáticos asociados a los convencionales, permite en muchos casos, bajo supervisión del especialista, reducir la medicación convencional y/o sus efectos secundarios.

¿Cuál es la diferencia entre homeopatía y fitoterapia?

La fitoterapia, productos a base de plantas, contienen ingredientes activos extraídos de esas plantas en dosis ponderales. Los medicamentos homeopáticos, sin embargo, contienen diluciones infinitesimales de sustancias de origen animal, vegetal, mineral o químico.

¿La homeopatía actúa rápidamente?

La rapidez de los tratamientos, tanto de los homeopáticos como de los convencionales, depende de la enfermedad que estén combatiendo. Afecciones como estados gripales, tos, cólicos del lactante, dolor asociado a la dentición... requieren un alivio rápido, de horas o días.
Sin embargo, las patologías que duran varios meses o incluso años, patologías más crónicas, como alergias, dermatitis, asma... suelen llevar más tiempo, tanto con medicamentos homeopáticos como con convencionales. Y es en estos tratamientos donde la homeopatía es de gran utilidad, usada generalmente junto a los medicamentos convencionales para ayudar a disminuir o espaciar las crisis o las recaídas.

¿Que enfermedades se pueden tratar con homeopatía?

La homeopatía es de gran utilidad para prevenir, aliviar y tratar tanto enfermedades agudas (gripe, tos, diarrea, crisis de migraña, contusiones etc.) como crónicas (alergia, dermatitis, asma, afecciones reumáticas, ansiedad etc.), en infecciones de repetición (garganta, oídos, ginecológicas, urinarias…), e incluso en cuidados paliativos (control de síntomas como dolor o estreñimiento y alivio de efectos secundarios como las náuseas de la quimioterapia...).
En función de la enfermedad, los medicamentos homeopáticos se utilizarán en exclusiva o junto a los medicamentos convencionales; y siempre es recomendable consultar con el farmacéutico, el médico o el especialista que te recomendará el tratamiento más adecuado en cada caso.

¿Quien puede recetar los medicamentos homeopáticos?

En España los medicamentos homeopáticos no son de prescripción obligatoria. Como ocurre con la mayor parte de los medicamentos, el consejo farmacéutico, en el caso de afecciones menores, y el diagnóstico médico, en patologías más graves o crónicas, son indispensables para establecer el tratamiento más adecuado para cada enfermo.

¿Cuáles son las pautas recomendadas para la toma de los medicamentos homeopáticos?

En general, los medicamentos homeopáticos se toman al menos un cuarto de hora antes o después de las comidas. La dosificación de los gránulos de tubos es usualmente 5 gránulos, 3-5 veces al día. La dosis de los glóbulos es de una toma única (envases unidosis). Al ser un medicamento homeopático la dosis es independientemente de la edad y el peso de la persona.
En caso de enfermedad aguda, tales como un golpe o el inicio de un proceso gripal, es mejor empezar el tratamiento lo antes posible en los primeros síntomas repitiendo varias veces al día, y reduciendo la toma progresivamente hasta la suspensión, a medida que existe mejora. Para las enfermedades crónicas, sin embargo, el medicamento se toma con regularidad una vez al día, una vez a la semana o una vez al mes, según corresponda. Su Homeópata le dará orientación acerca de las pautas más adecuadas en su situación.

¿Donde se pueden adquirir los medicamentos homeopáticos?

Al igual que cualquier otro medicamento, son de venta exclusiva en farmacias.

¿Se pueden combinar medicamentos homeopáticos con otros medicamentos?

En general, los medicamentos homeopáticos se pueden combinar con cualquier otro tratamiento. Y, de hecho, es lo más habitual, por ejemplo, en enfermedades crónicas. En cualquier caso, el profesional sanitario es el más indicado para recomendarle el tratamiento (que puede incluir uno o varios medicamentos, homeopáticos, convencionales o ambos) más adecuado en su caso. Además, toda la información necesaria está incluida en el prospecto o en el etiquetado del medicamento, y es recomendable leerla antes de iniciar el tratamiento.

¿Quien puede tomar los medicamentos homeopáticos?

La gran ventaja de los medicamentos homeopáticos es que, en principio, pueden tomarlos todo el mundo. También mujeres embarazadas, niños, personas polimedicadas o alérgicos a determinados tipos de medicamentos tales como antiinflamatorios, ácido acetilsalicílico o paracetamol.

¿Tiene la homeopatía efectos secundarios?

En general, no se han descrito efectos secundarios relevantes asociados a la toma de medicamentos homeopáticos.

¿Durante el embarazo es posible tratarse con medicamentos homeopáticos?

Sí, es posible tomar medicamentos homeopáticos durante el embarazo, siempre bajo supervisión del especialista, que podrá recomendarte el tratamiento más adecuado para tu caso. De hecho, los medicamentos homeopáticos son de gran interés durante el embarazo, no sólo para las afecciones propias del embarazo (hemorroides, nauseas...) sino también para afecciones generales que pueden manifestarse durante el periodo de gestación (estados gripales, tos, dolor de garganta, alergias...); para la preparación al parto (ansiedad previa, por ejemplo), parto (ayuda en la dilatación...) y postparto inmediato (cansancio, ayuda a la recuperación...)

Estudio sobre conocimiento y uso de homeopatía.

Actualmente, la homeopatía se utiliza en más de 80 países, principalmente en Europa, donde en algunos casos como Francia, Inglaterra, Suiza, Alemania... incluso forma parte de las prestaciones de los sistemas sanitarios. Además, se estima que más de 100.000 médicos y 300 millones de pacientes en todo el mundo utilizan este método terapéutico frecuentemente o de forma sistemática.

Además, 6 de cada diez personas (67%), sean usuarios o no, han manifestado una actitud abierta y positiva para recibir más información sobre medicamentos homeopáticos. Un porcentaje que aumenta hasta el 74% si la información viene de su médico2.En España, el I Estudio sobre conocimiento y uso de homeopatía muestra que una de cada tres personas ya ha utilizado homeopatía en alguna ocasión, y de hecho, el 27% lo hace de forma ocasional o periódica. Los principales motivos de utilización son la ausencia de efectos secundarios, la eficacia, y la posibilidad de tomarlos durante el embarazo o cuando la toma de otros medicamentos está limitada. Ocho de cada diez (82%) usuarios de medicamentos homeopáticos se muestran satisfechos o muy satisfechos con los resultados obtenidos y el 87% recomendaría Homeopatía a sus familiares y amigos.

De hecho, más de 10.000 médicos en España prescriben habitual u ocasionalmente medicamentos homeopáticos, el número de médicos especialistas alergólogos, ginecólogos, dermatólogos... que integra la homeopatía dentro de sus tratamientos va en aumento; por poner un ejemplo, hoy en día 4.400 pediatras (aproximadamente, un 35% del total), 4.300 médicos generales y 700 ginecólogos prescriben habitual u ocasionalmente medicamentos homeopáticos, tanto en consultas privadas como en consultas de la Seguridad Social.