Servicios y Consultas

VITAL WAY Salud y Bienestar

¿QUÉ ES LA NATUROPATÍA?

La Naturopatía es la ciencia de la salud natural por excelencia, que forma parte de la Naturología, como ciencia madre que estudia la relación de la naturaleza con la salud.  Es un método y una filosofía para conservar correctamente la salud indicando la manera mediante la cual el hombre puede vivir en armonía con la naturaleza, cumpliendo sus leyes y adaptándose a ella para conseguir el beneficio indudable que se obtiene al adoptar un modo de vida “natural”, a favor de la Naturaleza.

También la Naturopatía estudia el sistema y el tratamiento natural necesario para restaurar la salud cuando esta se ha perdido, sabiendo tratar la enfermedad con los medios necesarios que permitan su retorno hacia la salud.

El Naturópata explica que el estado normal de la vida es la salud, basándose en la teoría de que el estado normal del cuerpo es la salud y que la fuerza que nos proporciona la salud es la misma que nos da la vida, por lo que vida y salud, son conceptos equivalentes. Es difícil contemplar el vivir en plenitud fuera de un estado de salud.

La Naturopatía es la ciencia de la salud que sigue el concepto filosófico "Naturista", como forma de vida natural. Éste término fue descrito en el diccionario de la Real Academia de la Lengua como, "Naturismo, es la doctrina que preconiza el empleo de los agentes naturales, para la conservación de la salud y el tratamiento de las enfermedades".

La doctrina de la Naturopatía cree que toda enfermedad tiene una causa, y que para tratar con éxito la enfermedad se debería de tratar sus verdaderas causas, siendo una de las principales, la acumulación excesiva de toxinas, materiales mórbidos y deshechos metabólicos, provenientes de los hábitos de vida nocivos y de una alimentación errónea. Esta sobrecarga mórbida y tóxica, en un momento determinado, impide el funcionamiento normal del organismo. Como consecuencia de esto el cuerpo genera lo que llamamos enfermedad, que es una crisis curativa o “cocción” (llamada por Hipócrates), necesaria para conseguir que el organismo pueda descomponer el material morbígeno acumulado en su interior y poder eliminarlo. Por lo tanto suprimir o eliminar este proceso curativo no sería conveniente.

Esta es la razón por la que la Naturopatía no lucha contra la enfermedad, sino que ayuda a la fuerza autocurativa del cuerpo, que es la propia naturaleza y su fuerza vital, a neutralizar la causa morbosa y depurar el organismo, restituyendo el equilibrio y la salud con la ayuda de métodos, técnicas y agentes naturales.

La enfermedad por lo tanto no es un enemigo como se nos presenta a menudo en forma de bacteria, virus o tumor, que amenaza nuestra existencia, sino la forma, el esfuerzo y los síntomas que adquiere el cuerpo y la mente para producir un cambio desde el desequilibrio hacia el equilibrio. Para conseguir la salud. Sustancias útiles como la dieta y los alimentos naturales, plantas medicinales, nutrientes y micronutrientes naturales, suplementos dietéticos y métodos, como el ayuno, el ejercicio, los baños, las cataplasmas y compresas, etc., son formas comunes de tratamiento que emplea el naturópata y que el organismo necesita para recuperar, mantener la salud y la armonía vital.

La Naturopatía además de ocuparse de las dolencias, orienta al individuo hacia el camino que corrige los errores y hábitos insanos de su vida, siguiendo el precepto hipocrático tan importante para la Naturopatía que es: "mejor prevenir que curar", por lo que esta nueva ciencia debería tener un papel determinante en la medicina preventiva actual. Por eso la Naturopatía no tiene sólo una teoría sobre la enfermedad y sus causas, también tiene una teoría general de la salud, ausente hoy día en la medicina actual y en el planteamiento preventivo de las enfermedades. Este concepto de salud propio de la Naturopatía permitiría promover en la población un aprendizaje sobre las formas y hábitos de vida sanos, que servirían para erradicar en gran medida las enfermedades.

Podemos considerar que nuestro nivel de salud está en relación con nuestra conciencia y capacidad de adaptarnos a la vida, "somos lo que comemos, lo que bebemos, lo que respiramos, lo que pensamos y lo que sentimos", dice un aforismo de la Naturopatía.

El diagnóstico naturopático se basará en la elaboración de la anamnesis o historial de la salud, de los hábitos y costumbres de su paciente, en el examen del iris, en el análisis de tipología constitucional, en la investigación sobre la observación de la lengua, las heces, la orina, la olfatación, la palpación, examen de la tez y de las características morfológicas necesarias para realizar una evaluación de la salud, en todas las áreas del individuo, además de las pruebas y test necesarios como la Kinesiología o la Biorresonancia. También ha de tener en cuenta el diagnóstico médico que el paciente posea y las pruebas clínicas correspondientes.

El naturópata deberá basar su práctica en una concepción individualizada del enfermo, utilizando la máxima de "no existen enfermedades sino enfermos." El tratamiento deberá ser igualmente individualizado para cada paciente, el Naturópata deberá utilizar como elementos terapéuticos, todo tipo de agentes naturales que no posean efectos nocivos para la salud